Vida Ecológica

Día a día nos vamos concienciando en la importancia de la salud y su relación con el medio ambiente. “Somos lo que comemos”, una frase sustentada en una gran verdad que justifica la apuesta por una alimentación ecológica, elaborada con productos de máxima calidad, sin aditivos químicos e industriales, respetuosos con el medio ambiente y la naturaleza que los rodea.

Ser ecológico es hacer lo lógico. Pero no solo se trata de reciclar y hacer un uso eficiente de la energía unicamente. Nuestra alimentación tiene mucho, pero mucho, que ver. La producción ecológica de los alimentos, ya sean los de origen vegetal o los de origen animal es una practica responsable para una vida sana. En Natur Cook hacemos aquello que hacían las generaciones pasadas y que aún hoy se desarrolla en poblaciones rurales.

Razones para comer productos ecológicos

Productos saludables

La cocina ecológica se basa en productos cultivados y generados de forma saludable.  En Natur Cook preferimos las verduras cultivadas cuando llega su época, cuando el sol les regala ese color y aroma característico que desprende con tan solo mover el viento sus hojas. Libre de pesticidas y abonos químicos.

Maduración en el campo

Las hortalizas ecológicas que utilizamos maduran en el campo. La recolección se produce en su momento óptimo, cuando la verdura está madura. Cuando la naturaleza nos indica que está en su momento para comerla. Así cada uno de los ingredientes de nuestras croquetas y tortillas ecológicas tienen todo el sabor que deben tener, sin necesidad de aditivos que imiten lo que naturaleza nos da.

Sabores naturales

Nosotros pensamos que es mejor que cada ingrediente aporte su propia esencia, por eso escogemos productos ecológicos con los que elaborar platos que no necesitan de aditivos, porque tienen el sabor que deben tener.

 Cocina sostenible

Cuando utilizamos ingredientes procedentes de la agricultura y ganadería ecológica estamos seguros de que contribuimos a la mejora del medio ambiente. En su producción no se utilizan agentes industriales ajenos. Al contrario, los productores se valen de las herramientas que tiene la naturaleza para su regulación, respetando los procesos y las temporadas.
Nos gusta la comida sana y eso se nota en nuestros platos, elaborados con cariño y respeto por el producto. Esa, pensamos que es la mejor razón para comer cocina ecológica. A fin de cuentas “somos lo que comemos”.